LA ABUNDANCIA DIVINA

Posted on domingo, 25 de abril de 2010 by DennysLorena


GRACIAS PADRE POR LA ABUNDANCIA QUE ES MIA. ACEPTO LA ABUNDANCIA INFINITA DE MI PADRE Y MADRE DIVINO. ACEPTO QUE NO TENGO QUE HACER NADA

PARA MERECERLA, PORQUE ME PERTENECE POR DERECHO PROPIO; PUES SOY UN(A) HIJO(A) DEL AMOR.

RENUNCIO A TODOS MIS TEMORES Y AFIRMO QUE MI SENTIDO DE SEGURIDAD ES INTERNO, QUE PROVIENE DE MI PRESENCIA YO SOY DENTRO DE MI.

RENUNCIO A CUALQUIER FALSO SENTIDO DE SEGURIDAD QUE ESTÉ BASADO EN LAS COSAS DE ESTE MUNDO.

YO SOY UNA EXTENSIÓN DEL DIOS QUE CREÓ EL UNIVERSO, POR TANTO SOY UNO CON EL TODO Y TENGO ACCESO A TODA LA ABUNDANCIA DEL UNIVERSO ESPIRITUAL Y MATERIAL.

YO SOY UNO CON DIOS, SOY ÍNTEGRO, SOY COMPLETO Y TENGO DENTRO DE MÍ TODO LO QUE NECESITO PARA SER FELIZ.

ACEPTO LA ABUNDANCIA Y LA FELICIDAD DIVINAS EN MI MUNDO AHORA. GRACIAS PADRE POR SER COMO ERES – DENTRO DE MI… AMEN.

Helen Maran

LA MAGIA DE LOS ARBOLES

Posted on lunes, 12 de abril de 2010 by DennysLorena


El árbol es el símbolo de la vida en perpetua evolución. Muestra el carácter cíclico de la naturaleza y de la existencia misma y refleja la Inmortalidad, aquello que siempre fue, siempre es y siempre será.

Dado que sus raíces se sumergen en el suelo y sus ramas se elevan hacia el cielo, el árbol es universalmente considerado como símbolo de las relaciones que se establecen entre la tierra y el cielo. Se dice que tienen una relación especial con Dios y desde la más remota antigüedad los árboles estuvieron relacionados con los Dioses y con Fuerzas Místicas de la naturaleza.

Cinco Arboles La Datilera, La Higuera, El Cedro, El Fresno y El Baobab están reconocidos cada uno como un Arbol de la Vida. Son conocidos así porque simbolizan la evolución; el crecimiento de una idea, vocación o fuerza; vida, energía, fortaleza, abundancia, generosidad, permanencia e inmortalidad. Se creía que el conocimiento contenido en cada uno de estos árboles una vez descubierto podía conferir la eternidad, aunque descubrirlo no resultaba fácil, porque su sabiduría estaba oculta.

Como en la vida, las influencias del Cielo y de la Tierra se combinan e intercambian. Si observas la imagen de un árbol reflejada en un estanque, las ramas y las raíces parecerán lo mismo, mostrando la conexión visual entre la tierra y el cielo.

REENCUENTRO....

Posted on sábado, 3 de abril de 2010 by DennysLorena


El encuentro con el alma gemela no es exactamente una historia de amor, es la historia de un crecimiento personal y espiritual, ya que las relaciones no las tenemos simplemente para ser felices, sino que las vivimos para evolucionar. Y es que las relaciones son la gran escuela para el progreso del alma. "son un laboratorio viviente, una prueba sobre el terreno para determinar si hemos aprendido nuestras lecciones, para descubrir hasta que punto nos acercamos hasta nuestro plan vital determinado"
Estamos ante una unión en la cual lo único importante es el amor. Para que pueda darse tiene que existir un alto grado de evolución mental y espiritual. esta unión "es la transformación de las tinieblas en luz. Pero para que ésto ocurra, ambos componentes han de haber atravesado los abismos de la oscuridad que hay dentro de cada uno de ellos. Eso sí, por ser alquimia pura, sincronía total espiritual son inseparables.

"Encontrar a tu alma gemela es un regalo del destino y, por ello, el universo se encarga de que no pase desapercibido, de que la conexión se produzca en el aquí y hasta de maneras que ni imaginabamos tiempo atrás; después será la decisión de ambos, el libre albedrío, lo que decida aceptar ese regalo o no".



Psd:
Nosotros creamos nuestra propia felicidad o miseria con nuestro propio estado de consciencia. Una vez que hayamos pasado por todos los altos y bajos de la dualidad, llegará un momento en el que nos encontremos con nuestra alma gemela. En la energía y en la apariencia de ella reconocemos una parte muy profunda de nosotros mismos, su esencia más allá de la dualidad, y por este verdadero reconocimiento comenzamos a comprendernos mejor y a volvernos conscientes de quiénes realmente somos. Nuestro gemelo es un marco de referencia para cada uno, que nos lleva fuera de las creencias limitadas que nos alimentaron y que fueron asimiladas por nosotros en esta vida y en vidas anteriores.

Nos liberamos a nosotros mismos viendo nuestro reflejo en nuestro gemelo, es como un recordatorio y no tiene nada que ver con la dependencia emocional. Encontrarse uno con otro ayuda a cada uno de nosotros a volvernos individuos más fuertes y conscientes de sí mismos, expresando nuestra creatividad y amor en la Tierra. Acelera el viaje de retorno ya que nos ayuda a elevarnos a un nivel superior de unidad mientras conservamos y expresamos plenamente nuestra yo-idad, nuestra individualidad única. Finalmente, todos somos uno. Estamos sostenidos por una energía que es universal en todos nosotros. Pero al mismo tiempo, hay individualidad en todos nosotros. El alma gemela es el enlace entre la individualidad y la unidad. Es como un escalón hacia la unidad. Si nos conectamos con nuestra alma gemela conscientemente y materialmente, daremos lugar a la creación de algo nuevo: una tercera energía nace de la acción combinada. Esa energía siempre ayuda a incrementar la consciencia de unidad a una mayor escala que sólo las dos.

Debido a que ellas están en su camino al Hogar, las almas gemelas se sienten inspiradas a anclar las energías de amor y de unidad en la Tierra, y lo hacen de tal manera que concuerda con sus propios talentos y habilidades únicas. De esta manera, el alma gemela ama construir un escalón entre ’ser uno’ y ’ser Uno’. Existe un profundo vínculo interior entre las almas gemelas pero eso no altera el hecho de que ellas son unidades completas por sí mismas. Su unión origina amor y alegría y su encuentro incrementa la creatividad y la autorrealización. Ellos se apoyan uno al otro sin caer en la trampa de la dependencia emocional o de la adicción. El amor entre las almas gemelas no está destinado a hacerlos completos entre sí, sino a crear algo nuevo: *en lugar de ser dos volviéndose uno, los dos deberán volverse tres.*

Elen síla lúmenn' omentielvo ....
[ Una estrella brilla sobre la hora de nuestro encuentro ]